La palabra escrita como una posibilidad de ser eterno.

01.12.2011 19:58

 “Las palabras vuelan, lo escrito permanece”.
            Proverbio.
 
            ¿Te has imaginado un mundo sin palabras escritas? ¿Es posible imaginárselo? A fin de cuentas las palabras existen desde tiempos remotos. También la idea de preservar en el tiempo las ideas por el propio hombre. Y para ello se ha valido de un tipo de grafía o símbolo.

 

            Extrañas preguntas acabo de hacer, sospecho que incluso el menos avisado lector me podrá por medio de un simple argumento refutar esa cuestión. Entonces, ¿Por qué planteo esa inquietud?

 

            Sucede que hace unas semanas tuve un sueño extraño, soñé que un hombre se volvía rico por descubrir “otro mundo” en el que existía la “palabra escrita”. Importó esa idea a su mundo y disfrutó de los beneficios monetarios.

 

            Se que como leitmovit literario no tiene un fundamento sólido. Y dudo que pueda ser un corolario de una idea de ciencia ficción o surrealista. Es más,  tardé en escribir esto por sospechar que exista la posibilidad de que lo haya leído en otra parte.

 

            Sin embargo, considero que es un material de reflexión muy importante en el que tenemos que encontrar un argumento sólido que refuerce nuestra vocación de escribir.

 

            La tesis es la siguiente: cuando optamos por desarrollar el hábito de la escritura, sea en términos literarios, académicos o simplemente por comunicar algo, es necesario hacerlo con la mayor humildad visual e higiene mental. ¿Qué quiero decir con esto? Cuando me refiero al término “humildad visual” quiero decir que debemos reconocer nuestras limitaciones en el conocimiento de la ortografía (por mencionar una de las partes técnicas de la escritura), y estar constantemente preocupados por mejorar dicho conocimiento.

 

            La verdad me parece en cierto modo penoso ver, por ejemplo, en el lenguaje escrito por medio de la Internet cómo la simbología se vuelve ininteligible para un grupo de internautas ortodoxos tal vez. (No niego que este fenómeno sea explicable en la sociología del lenguaje y nos diga que son “nuevas formas de comunicación”).

 

            Cuando me refiero a “higiene mental” planteo que debemos desarrollar un argumento saludable para las personas que lean esos escritos; además de que desarrollamos una gimnasia reflexiva y de pensamiento.

 

            Apreciable lector, como te puedes dar cuenta, en el momento en que estas leyendo este artículo, le estas dando nueva vida a ideas que en un pasado pensé, (sin ser melodramático, imaginemos que muero), las palabras no se las lleva el viento. Permanecen  tatuadas en nuestra existencia cuando impregnamos de tinta esa temida hoja en blanco.  

Volver

Encuesta

¿Te gustó el artículo?

Votos totales: 3

Contacto


La Paz, Baja California Sur, México.

Skype: Abnerpantoja