Escribir no es lo mismo que ser escritor. El gran reto del oficio de las letras.

28.11.2011 19:56

 “Entre todos los que allí trabajan no hay ninguno cuya labor iguale el alto arte de la escritura, que el Dios Enki creó en otro tiempo”.

            Poema Sumerio.

 

            ¿Qué vas a ser cuando seas grande? Me preguntaban. Yo, después de un momento de reflexión respondía: seré escritor.

 

            Dependiendo de la persona que me hiciera la pregunta, venía su reacción producto de su entorno y bagaje cultural. Esa, al final, era su problemática.

 

            Lo que en verdad para mí se volvía un reto era tratar de encontrarle un sentido lógico a la subsecuente reflexión. Es decir, cuando respondía que “de grande iba a ser escritor”, me preguntaba: ¿Acaso no lo soy? Digo, en este momento tengo una pluma y una hoja y escribo: Octubre, (esto lo pensaba lógicamente en mi infancia); entonces, me decía: ¡Ya soy escritor!

 

            Después descubrí que una cosa era escribir y otra muy diferente era ser escritor, desarrollar el arte de escribir para generar un goce estético y una reflexión existencial.

 

            Eso me quedó muy claro cuando empecé a leer en la primaria las obras de Carlos Fuentes y comprendí el compromiso individual y social del intelectual por explicar, describir, argumentar…, una determinada realidad.

 

            Una vez que me quedó clara cuál es la labor del escritor y se me cuestionaba sobre mi futuro, la pensaba un poco mas; por lo menos no caía en el sarcasmo de decir “si ya escribo, soy escritor”. Tampoco trato de decir que es una actividad inalcanzable. A fin de cuentas es una profesión anclada en su propia dinámica.

 

            Lo que trato de decir es que si a ti te ha interesado o estás en el camino de decir que quieres ser escritor, debes tener claro que, además de que no tienes que polarizar la idea de que es difícil o sencillo ser escritor, asumas el compromiso real que requiere ser un individuo que por medio de la palabra comunique, transmita, comparta; una idea con el fin de genere un resultado en el posible lector.

 

            Como escritor debemos despertar la conciencia del ser humano en todos los aspectos; debe por ejemplo, explicar una coyuntura social, debe definir al hombre en su tiempo-espacio, debe cuestionar su propia realidad. En fin, el escritor debe educarse y educar a sus semejantes.

 

            En lo personal intento día con día desarrollar la habilidad de escritura en el ensayo para reflexionar y con esa experiencia conceptual explicar y obtener recursos para trabajar en mi proyecto de novela; mi preocupación: la estética de la otredad.

 

            Cada escritor ha explicado una parte de nuestra existencia, otros han entretenido y muchos mas han sido provocadores de ideas. ¿Y tú?

Volver

Encuesta

¿Te gustó el artículo?

Votos totales: 3

Contacto


La Paz, Baja California Sur, México.

Skype: Abnerpantoja