Como perder el miedo a escribir.

13.09.2011 14:02

   “Tengo tanto que decirte que me atoro”.
            Cesar Vallejo.

 

            ¿Cuántas veces nos hemos enfrentado al reto de escribir? ¿Cuántas veces argumentamos que no se nos ocurren ideas? ¿Cuánto tiempo nos quedamos observando una hoja en blanco? ¿Cuál es el momento y el lugar indicado para ponernos a escribir?

 

            Este tipo de cuestionamientos se nos presentan cuando vamos a escribir. La mayoría de nosotros, resolvemos o enfrentamos esas incertidumbres. Otras optan por rendirse. ¿Cuál es la diferencia? Que los que aceptamos el reto a escribir entendemos que la escritura es eso: un hábito.

 

            Según mi experiencia como escritor, el factor principal que nos limita a expresar nuestras ideas en una hoja en blanco (o en una pantalla, dicho sea de paso), es la presunción a la idea de ser original, en vez de optar por la estrategia de ser autentico.

 

            Es decir, cuando queremos desarrollar una idea por escrito caemos en varios errores como: querer manejar un lenguaje que va mas allá de nuestro vocabulario suponiendo que con ello vamos a sorprender al lector (existe en ello un ego injustificado por mostrar una valía personal, en vez de dar contenido de valor).

 

            También suele suceder que queremos escribir sobre un tema que no dominamos o sobre el que uno no se siente cómodo. Suponemos que cuando uno va a escribir, se hace por un deseo personal o por una necesidad inmediata, no por imposición.

 

            Es verdad que cuando vamos a empezar a escribir tengamos algunas dificultades técnicas: sobre este punto podemos hacer una reflexión en otro artículo.

 

            En realidad la intención en esta ocasión es hacer una invitación a ti que estas leyendo este artículo para que desarrolles una habilidad de “expresar tus ideas”. Escribe, en principio, para que fluyan las ideas.

 

            Recordemos, por ejemplo, cuando empezamos a escribir nuestras primeras palabras. Sin duda era un esfuerzo físico y de mucha tensión. Todo el cuerpo se ponía duro. Y tal vez si pregunto ¿En qué momento empezaste a redactar con fluidez? Seguramente no sabrás responder. Ese es el punto, todo es cuestión de hábitos.

 

            Que quede claro. En este artículo me centré en la redacción a partir de las ideas. Evidentemente existe la parte técnica como ya señalé y características del documento.  

Volver

Encuesta

¿Cuáles consideras que son las razones principales por las que argumentamos tener miedo a escribir?

Votos totales: 0

Deja un comentario.

No se encontraron comentarios.

Nuevo comentario

Contacto


La Paz, Baja California Sur, México.

Skype: Abnerpantoja